Intensa actividad de la comunidad del Seminario en torno a los días de preparación a la Solemnidad de su Patrona

El Seminario Diocesano de Huelva vivirá unos días de intensa actividad en los días previos a la Solemnidad de la Inmaculada Concepción, Patrona de esta institución y de la Diócesis de Huelva.

Mañana sábado, 4 de diciembre, celebrará la convivencia de monaguillos, organizada por la Pastoral Vocacional, para reunir a aquellos niños y adolescentes que colaboran en las diferentes parroquias con el fin de reflexionar juntos. Tal y como explica el rector del Seminario Diocesano, Isaac Moreno, «el objetivo no es que aprendan cómo se ayuda en la Misa, sino más bien profundizar en el sentido de lo que hacen, adentrándose en el Misterio de las celebraciones litúrgicas, especialmente de la Eucaristía». De esta manera, continúan las actividades vocacionales, «acompañando a aquellos que, como Samuel en el Templo, escuchan la voz de Dios para que en algunos casos puedan decir: Habla Señor que tu siervo escucha», añade.

Por otro lado, el triduo de la Inmaculada, dentro de los diferentes actos en torno a la Patrona de la Diócesis y del Seminario, sirve de preparación a la celebración de esta Solemnidad. La comunidad del Seminario, actualmente con doce seminaristas, sigue cuidando las celebraciones litúrgicas, dentro y fuera de la propia capilla. Los seminaristas participarán tanto en la Vigilia de la Inmaculada como como en la celebración, el 8 de diciembre, en la Santa Iglesia Catedral, colaborando como acólitos y celebrando con la comunidad diocesana esta fiesta mariana de profundo calado en nuestra tierra.

Además, el próximo 6 de diciembre, día de la Constitución, tendrá lugar la tradicional convivencia y almuerzo compartido con las familias de los seminaristas. Los formadores del Seminario «son conscientes de la importancia de la familia cristiana», señala Isaac Moreno. Por ello, sostiene, «es necesario que las familias de los seminaristas acompañen, dentro de lo posible, la formación en el Seminario y, si Dios quiere, en un futuro como sacerdote». Dentro del proyecto comunitario de este curso 2021/2022 el Seminario se ha planteado construir una comunidad acogedora y misionera. De tal manera, que «todos los que viven en esta casa de formación pretenden tener las puertas abiertas y cuidar la relación con las familias de los seminaristas», expresa el rector.

También en el marco de estos días de fiesta tendrá lugar un encuentro con el párroco y la parroquia de Mazagón para seguir conociendo las diferentes realidades de la Diócesis y que el clero acompañe, en la medida de lo posible, la formación de nuestros seminaristas.

Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Comments are closed.