La Iglesia celebra este domingo la Pascua del Enfermo

La Pastoral de la Salud celebra conjuntamente la Jornada Mundial del Enfermo, el pasado  11 de febrero, y la Pascua del Enfermo, este sexto domingo de Pascua, 9 de mayo. Con ocasión de estas dos fechas, el departamento de Pastoral de la Salud, dentro de la Subcomisión Episcopal de Acción Caritativa y Social de la Conferencia Episcopal Española, edita los materiales para esta Campaña bajo el lema “Cuidémonos mutuamente”.

Por su parte, el secretariado diocesano de Pastoral de la Salud celebraba la Jornada Mundial del Enfermo el pasado mes de febrero con una misa presidida por el obispo de Huelva, Santiago Gómez, que fue retransmitida por Teleonuba desde la capilla del Obispado de Huelva, ante la imposibilidad de realizar la tradicional celebración de la Unción de Enfermos. Esta celebración, que en principios se posponía para estas fechas, ha sido finalmente suspendida por precaución con los enfermos, celebrándose exclusivamente en el ámbito parroquial.

Material para la formación 

Subsidio litúrgico 

Entrevista a María Ferrer, directora del Secretariado de Pastoral de la Salud

“Aunque la pandemia no es una situación buena para la humanidad, ha despertado conciencias sobre valores fundamentales”

La Iglesia se acerca tradicionalmente en este domingo, en el seno de sus comunidades parroquiales, al mundo de los enfermos, sus familias y los profesionales sanitarios. Este año con el lema “Cuidémonos mutuamente”…

Así es, este es el lema de la campaña del enfermo para este año que como sabes se inició el 11 de febrero y termina este domingo, el VI Domingo de Pascua. Un tema importante en estos días en que vivimos , nos recuerda que tenemos que cuidarnos, para así cuidar a los demás, y aunque nos vacunemos , de momento tenemos que seguir con las precauciones básicas recomendadas…, es una responsabilidad común y compartida.

La situación que estamos viviendo ha puesto de manifiesto nuestra vulnerabilidad: ¿ha despertado en la sociedad esa conciencia de límite y de que nos necesitamos unos a otros?

Yo creo que sí, ha habido tanta preocupación de los unos por los otros que hemos atendido las necesidades de vecinos que no conocíamos, se ha estado atendiendo a personas que vivían solas, aunque fuera por teléfono. Hemos desarrollado la solidaridad, la bondad, la ayuda, la compasión, creo que aunque la pandemia no es una situación buena para la humanidad, ha despertado conciencias sobre valores fundamentales mas allá de hábitos y costumbres.

La enfermedad es una “catequesis» en medio de la comunidad cristiana, especialmente en este tiempo de Pascua, ¿verdad?

La enfermedad hace que nos pongamos en frente de la soledad, del dolor tanto físico, psíquico o espiritual, frente a la muerte y…claro que todo esto zarandea tanto al enfermo como a su familia y a nosotros si estamos cerca del que sufre, pero al vivir sanamente la enfermedad el enfermo nos evangeliza cuando vive día a día la gratuidad de un día más de su existencia, vivida como don y cuando la vive como entrega, siendo testigo de la fuerza sanadora del amor de Dios, la enfermedad se convierte en una catequesis.

También está la comunidad que acompaña. ¿Cómo se lleva a cabo ese acompañamiento a los enfermos y sus familiares en las parroquias? 

En este momento en las parroquias donde existe agentes de pastoral de la salud, el acompañamiento se realiza a los enfermos y familias por teléfono, y solo a las personas que lo solicitan se acude a los domicilios para atender al aspecto sacramental, comunión, reconciliación, unción…

Bueno, en esta ocasión, por la situación que estamos viviendo, la celebración del Día del Enfermo estuvo muy limitada y ahora, en esta Pascua del Enfermo, el Secretariado de Pastoral de la Salud tampoco va a poder celebrar el sacramento de la unción del enfermo en una única celebración diocesana… 

Sí, todos los años hemos recibido la unción en la celebración del día del enfermo, y la Pascua se ha celebrado en las parroquias, cuando el tiempo estaba bueno, con sol, en cada parroquia se elegía el mejor día. Y para la celebración tanto del día del enfermo como de la Pascua se facilita a todos los párrocos de nuestra diócesis el subsidio litúrgico que nos ofrece y aconseja aconseja para la celebración, la conferencia episcopal.

Hemos hablado en otras ocasiones sobre los proyectos de pastoral de la salud pero, ahora mismo, ¿cuál es el reto o la prioridad que tenéis entre manos?

Nuestra misión desde el equipo coordinador es animar a todos los agentes de pastoral a ir incorporándose de nuevo a nuestra tarea, nuestra misión es evangelizar,  desde las parroquias, el Centro de Escucha, la Hospitalidad de Lourdes, etc.  Seguir trabajando en la asistencia religiosa y espiritual en los hospitales a través de las capellanías. Es necesario la formación del agente de pastoral de la salud para el acompañamiento de las personas es necesario formarse y no vale solo la buena voluntad.

Y…no se nos puede olvidar que estamos llamados a difundir salud evangélica en la comunidad parroquial; más humanización, más evangelización, “más evangelio”.

Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Comments are closed.