El párroco de Higuera de la Sierra, Jaime J. Cano, recibe la Cruz de la Real Orden de Isabel la Católica

El pasado lunes, 7 de diciembre, el Ayuntamiento de Higuera de la Sierra fue el lugar en el que el párroco de la localidad, Jaime J. Cano, recibió de manos del alcalde, Enrique Garzón,  la Cruz de la Real Orden de Isabel la Católica, con la que ha sido condecorado y que se otorga con el objetivo de «premiar aquellos comportamientos extraordinarios de carácter civil, realizados por personas españolas y extranjeras, que redunden en beneficio de la Nación o que contribuyan, de modo relevante, a favorecer las relaciones de amistad y cooperación de la Nación Española con el resto de la Comunidad Internacional».

Debido a las medidas sanitarias por la Covid-19, el sacerdote estuvo acompañado por un reducido número de personas, entre los que se encontraban el obispo de Huelva, Santiago Gómez; el vicario general de la Diócesis de Cádiz y Ceuta, Óscar González; compañeros sacerdotes, y autoridades civiles como la diputada territorial de la Sierra, Silvia Durán; Francisco Javier Martínez, alcalde de Fuentes de Andalucía -localidad natal de Jaime J.Cano- y todos los concejales higuereños, además de familiares del presbítero.

El sacerdote Jaime J. Cano (en el centro), junto al obispo de Huelva, Santiago Gómez; y el alcalde de Higuera de la Sierra, Enrique Garzón.

 

El párroco de Higuera de la Sierra, Jaime J. Cano, junto a la corporación municipal de la localidad serrana.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por parte de la Orden de Isabel la Católica, se contó con las palabras del comendador Tiago Henriques, que dedicó unas cariñosas palabras al sacerdote y explicó el sentido de este reconocimiento. Después intervino el alcalde, Enrique Garzón, quien destacó la gran iniciativa de Jaime J. Cano y su colaboración en la conservación y mejora del patrimonio del municipio, así como en la fluida relación institucional entre el Consistorio higuereño y el Obispado de Huelva. Tras las palabras del condecorado, se contó también con la conexión por videollamada de unos jóvenes de México, a los que este acompaña.

Para Jaime J. Cano, este día ha significado «no solo un reconocimiento hacia mí, sino hacia todas las personas, instituciones y colaboradores más cercanos sin los cuales muchos de los proyectos emprendidos no se podrían haber realizado», a lo que añade que «entiendo la condecoración como una responsabilidad y un impulso para seguir trabajando en el mismo sentido junto a otras personas por el bien común». Asimismo, explica que «no entiendo esta condecoración sin la Iglesia, ya que todas las labores emprendidas han sido por Dios desde mi sacerdocio para evangelizar».

Todas las condecoraciones de la Real Orden de Isabel la Católica son conferidas, en la actualidad, por Su Majestad el Rey Felipe VI y los títulos correspondientes van autorizados con la estampilla de su firma, mientras que es al Ministro de Asuntos Exteriores (en este caso la actual ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González) a quien corresponde elevar la aprobación del Consejo de Ministros o concederlos en nombre de Su Majestad el Rey, dependiendo de los grados.

 

Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Comments are closed.