Escudo

EMBLEMA DIOCESANO

Una cruz, en oro, ocupa el centro de la composición. Tiene forma latina y sus extremos se ensanchan al modo visigótico. Bajo su brazo derecho aparece una nave en forma de carabela, en color natural. La vela, en plata, lleva inscrito el anagrama de María (MA) en azur. Navega sobre unas ondas de azul y plata. En el lado opuesto se halla una torre almenada en color natural, con puerta y óculo. De base le sirven franjas horizontales de color sinople (verde).

Los símbolos ofrecen las siguientes lecturas o interpretaciones: La cruz remite a Cristo Salvador y a su obra redentora, de la cual la Diócesis es continuadora en el tiempo y en el espacio de la geografía onubense.

La nave y el castillo posibilitan una lectura múltiple, que puede hacerse a tres niveles. A un nivel geográfico o sociológico, la barca significa la Huelva marinera; el castillo la tierra adentro: ciudad, campiña, mina y sierra. A un nivel histórico, la barca evoca la gesta descubridora y evangelizadora de América, que partió del puerto de Palos y del cenobio franciscano de La Rábida en 1492; el castillo simboliza el pasado memorable de los seis o más siglos de existencia de la diócesis de Niebla (expresada en sus murallas), que consta al menos desde el año 589 hasta 1154, y cuyos límites geográficos abarcan la mayor parte del territorio de la actual diócesis onubense. Por último, a un nivel teológico, la nave es símbolo de la Iglesia, luce en su velamen el anagrama de María, símbolo de María Inmaculada, Patrona de la Diócesis. El castillo es símbolo de fortaleza en la fe, de la que fue paladín San Leandro, Patrón de la Diócesis, Doctor de la Iglesia por su labor decisiva en la conversión de los arrianos y por su valiosos escritos.

Los esmaltes o colores simbolizan, por su parte, el oro de la cruz, realeza de Cristo. El azur del mar, referido a María, es símbolo de pureza. El color plata del velamen, pureza y obediencia. El color natural de la nave y el castillo describen la madera y la piedra labrada, y simboliza el trabajo de los hombres. El sinople o verde del suelo de la torre es color de los cultivos y simboliza renacimiento y esperanza. La combinación de azul y blanco de las ondas que sustentan la nave, hace referencia a los colores heráldicos de Huelva, sede episcopal. La combinación verde blanco verde que sirve de base a la torre evoca los esmaltes de Andalucía.

Comments are closed.