El obispo de Huelva preside la celebración de festividad de Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote

El obispo de Huelva, Santiago Gómez, ha presidido esta mañana en el monasterio de Santa María de la Cinta de las Hermanas Oblatas de Cristo Sacerdote, en Huelva, la celebración de la festividad de Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote, a la que ha asistido una representación del clero onubense y del Seminario Diocesano, así como algunos laicos.

En su homilía, ha recordado la llamada a la santidad que hace el Papa Francisco, así como las palabras de quien fuera obispo de Huelva, el venerable José María García Lahiguera sobre “ser sacerdote santo o no ser sacerdote”. Mons. Gómez Sierra ha indicado que “para transformar el mundo, para misionar como hoy somos llamados, necesitamos responder a esta llamada a la santidad”.

Por otro lado, ha expresado que “esa opción radical que los sacerdotes muestran hoy, conscientes de la situación actual que vivimos, no puede ser otra que responder a la vocación a la santidad, ese tiene que ser nuestro primer reto”. Y ha añadido: “si no somos sacerdotes empeñados en nuestra conversión, que es un camino y un proceso que nunca acaba, en ninguna época y en ninguna edad que tengamos, no podremos ser ministros del Evangelio y no podremos ser auténticamente misioneros de nuestro tiempo”.

Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Comments are closed.