El grito silencioso de la escuela católica contra la Ley Celaá y en favor de la libertad

La convocatoria de Escuelas Católicas de Andalucía, CECE Andalucía, FSIE Andalucía, FEUSO Andalucía, Concapa Andalucía y Fapyma, organizaciones andaluzas integradas a nivel nacional en la Plataforma de Concertados ‘Más Plurales’, para que una representación de la comunidad educativa (familias, equipos directivos, profesores, PAS y alumnos) protestara contra la Ley Celaá en la puerta de los centros con dos minutos de silencio, resultó todo un éxito en todos los centros concertados andaluces y, de un modo especial, en los de nuestra diócesis. El acto, participado por los 43 centros católicos de la provincia, en la que estudian unos 7.500 alumnos, incluyó la lectura de un manifiesto en el que la concertada expone los porqués de este rechazo a la reforma de la Ley Orgánica de Educación.

Patronales, sindicatos y confederaciones de padres de la concertada coinciden en rechazar la LOMLOE, tanto por el momento, como por la forma y, sobre todo, el contenido. Por el momento, porque su tramitación se produce en plena pandemia, entre estados de alarmas, en una situación crítica en lo sanitario y por ende en lo económico. Por la forma, porque esta norma aleja definitivamente la legislación educativa de cualquier posibilidad de consenso y pacto con los actores implicados, a los que ni siquiera se ha llamado para negociar el documento: no es que haya buscado el consenso, es que por primera vez en la historia de la democracia ni siquiera se ha pretendido el diálogo. Pero sobre todo es una ley nefasta por su fondo sectario y excluyente y por su lista de agravios contra la libertad de enseñanza.

En la misma dirección, la LOMLOE, en contra de las recomendaciones de todos los organismos e instituciones educativas internacionales, lesiona aún más la autonomía de los centros, atacando de forma específica la de los centros concertados, a los que les impone un comisario político con el objetivo poco simulado de poner frenos para el desarrollo de su ideario, cuando esa es contrariamente la razón de ser de estos centros y de su financiación con fondos públicos. Asimismo, posterga, aún más, la asignatura de religión, sin alternativas y sin efectos en la evaluación, y resucita la polémica educación para la ciudadanía a través de una nueva asignatura en valores cívicos y éticos que tiene el riesgo de utilizarse como herramienta de adoctrinamiento.

Entre las iniciativas programadas para seguir protestando contra este abuso se encuentra la manifestación con vehículos que está prevista para la mañana del próximo domingo,  de  11.00 h. a 13.00 h., iniciándose en el parking del MediaMarkt de la avenida del Nuevo Colombino de la capital, pasando por las puertas de todos los centros concertados de Huelva para culminar en el punto de inicio.

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Comments are closed.