El equipo de Pastoral Penitenciaria ha celebrado con una Eucaristía el día de Ntra. Sra. de la Merced

El Secretariado Diocesano de Pastoral Penitenciaria celebró en la tarde de ayer jueves, 24 de septiembre, el día de Ntra. Sra. de la Merced, patrona de la Institución Penitenciaria. En esta ocasión, debido a la situación actual de pandemia, la celebración de la Eucaristía fue en la Casa de Espiritualidad de la Cinta, al no poderse realizar en el interior de la cárcel de Huelva, como es tradición.

A Dios y a la patrona, Ntra. Sra. de la Merced, el equipo de Pastoral Penitenciaria en nuestra diócesis ha pedido especialmente que «con las limitaciones sanitarias que hay, como es lógico, poco a poco podamos ir desarrollando nuestra labor allí dentro, porque la verdad es que los voluntarios necesitamos y añoramos volver a contactar con los internos dentro de la cárcel», asegura Antonio Sánchez, director del Secretariado de Pastoral Penitenciaria.

Además, destaca que «los internos establecen amistad con nosotros y, cuando ya están en libertad, seguimos manteniendo mucho contacto con ellos, incluso los que se van de Huelva porque no son de aquí, mantienen un contacto para contarnos cómo van, cómo han reorganizado su vida, qué trabajo están haciendo, etc.». Así, la labor que desarrollan los voluntarios y voluntarias de la Pastoral Penitenciaria no solo se limita «a cuando están allí dentro, sino que se prolonga a lo largo del tiempo», añade.

También recuerda que en el ámbito de la Pastoral Penitenciaria todo cambió con la pandemia, aunque los voluntarios se mantuvieron unidos a través de las tecnologías para seguir aportando su granito de arena en favor de su labor, con la fabricación de mascarillas, por ejemplo, junto al contacto a través de carta con los internos. Las acogidas en el piso para los internos que salen de permiso se han seguido realizando con las medidas sanitarias necesarias por la Covid-19.

Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Comments are closed.