Pentecostés: un camino diferente con la Virgen del Rocío

Desde mañana, viernes 22 de mayo, hasta el 30 de mayo tendrá lugar la novena en la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de Almonte.

Mañana viernes comienzan en la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de Almonte los Solemnes Cultos y Novena Extraordinaria que la Hermandad Matriz de Nuestra Señora del Rocío de Almonte consagra en honor a su venerada titular, María Santísima del Rocío.

La Solemne Novena empezará este viernes y se prolongará hasta el próximo 30 de mayo, todos los días a las 20.30 horas, retransmitida por los medios de comunicación y redes sociales de la Hermandad Matriz. Primero será la exposición del Santísimo Sacramento, a lo que seguirá el rezo del Santo Rosario, el ejercicio de la Novena y la celebración de la Eucaristía.

La predicación estará a cargo Francisco Jesús Martín Sirgo, párroco de Almonte, rector del Santuario de Ntra. Sra. del Rocío y director espiritual de la Hermandad Matriz; así como por José Antonio Calvo Millán, vicario parroquial de Almonte.

La Novena será aplicada por las hermandades y asociaciones ahijadas, en orden inverso de antigüedad, cada día 14 hermandades. Ya el domingo, 31 de mayo, a las 10.00 horas, se celebrará la Solemne Misa de Pentecostés, presidida por nuestro obispo, José Vilaplana Blasco, una celebración que será también retransmitida por medios de comunicación y redes sociales. A las 12.00 de la noche, se procederá al rezo del Santo Rosario, en comunión con todas las hermandades del Rocío.

Y así tendrán lugar los principales actos en torno a la Virgen del Rocío en Pentecostés, cuando se hubiera celebrado la romería con la Blanca Paloma ya en la aldea, algo que no ha podido ocurrir, debido a la crisis provocada por el COVID-19. Precisamente, este próximo domingo hubiera sido el traslado de la Patrona de Almonte al Santuario del Rocío, donde aguardaría al comienzo de la romería que congrega a miles de rocieros.

Durante este tiempo, la Hermandad Matriz de Nuestra señora del Rocío de Almonte ha puesto en marcha una campaña solidaria para ayudar a las familias que lo están pasando mal, una situación que puede «agravarse en próximas fechas, dados los efectos que el COVID19 están provocando en la economía», ha indicado. Es por ello que, en este camino de preparación para la Pascua de Pentecostés, la Hermandad Matriz, a través de su Delegación de Caridad, ha puesto en marcha la campaña de recogida de alimentos y donativos, “Entre todos hacemos Hermandad”, que es «una llamada a los rocieros y a los almonteños para poder responder conjuntamente a esta emergencia social».

Más información:

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Comments are closed.