Medidas diocesanas para el retorno a la normalidad pastoral

En el día de hoy, la Vicaría General, en nombre de todo el Consejo Episcopal, ha hecho público el documento «Retorno a la normalidad pastoral» en el que se dan las pertinentes indicaciones para el regreso progresivo de la actividad en la vida de la Iglesia de Huelva, empezando por el culto en los templos de forma presencial a partir del próximo lunes, 11 de mayo, según las indicaciones del Gobierno de España, las medidas ofrecidas por la Conferencia Episcopal Española y las circunstancias de cada parroquia.

Se trata de un documento plagado de principios, criterios y sugerencias cuyo espíritu es evitar el contagio y, consecuentemente, una reactivación de la pandemia. Es una llamada a la responsabilidad de todos los miembros de la Iglesia a esforzarse por superar la situación actual de graves repercusiones en todos los ámbitos de la vida.

Muchas de estas recomendaciones son de orden general, sin aterrizar en las casuísticas y particularidades de cada parroquia y, por tanto, elementos para el discernimiento del párroco, junto a su comunidad parroquial, para cumplir lo fundamental de estas medidas: la higiene, la distancia física y evitar las aglomeraciones.

El objetivo principal de este documento es, por tanto, «conseguir que, teniendo como centro de atención la protección de la salud pública, se recupere paulatinamente la vida ordinaria en los diversos sectores, minimizando el riesgo de contaminación y evitando que el Sistema Nacional de Salud se pueda desbordar», teniendo en cuenta que «la transición deberá ser gradual y no está exenta de riesgos», por lo que «se hace un llamamiento a la  prudencia en la aplicación de las medidas concretas, las cuales han de ser diseñadas teniendo en cuenta las particularidades de los diferentes grupos de población, tipos de actividades que se pretenden reactivar e intensidad de la crisis sanitaria en los territorios», tal y como consta en el documento.

Además, en línea con lo que el Consejo Episcopal ha ido diciendo en los diversos comunicados emitidos desde el comienzo de esta emergencia sanitaria, toda la actividad de la Iglesia deberá realizarse teniendo en cuenta, en todo momento, las directrices emanadas de los órganos de Gobierno, en sus distintos niveles, y del Ministerio de Sanidad.

De este modo, explicando en un primer momento las fases por las que irá pasando este retorno a la normalidad pastoral, el documento incluye las medidas que el Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal Española hiciera públicas el pasado 30 de abril y que se refieren, fundamentalmente,  al modo de proceder de ministros y fieles al acceder al templo, durante la liturgia y al salir, tanto para la celebración de la Eucaristía como para otros sacramentos.

Junto a esto, el Departamento de Comunicación de nuestra diócesis ha reelaborado un material divulgativo, ofrecido por la Diócesis de Córdoba, con el protocolo de medidas de un modo más sencillo, divulgativo y gráfico para los fieles, así como otro especialmente dirigido a los sacerdotes.

Documentos:

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Comments are closed.