Arranca la campaña Xtantos 2020 en medio de la pandemia

La campaña Xtantos 2020 se inicia en pleno estado de alarma debido a la pandemia del COVID-19. Es por ello que la campaña Xtantos de este año se ha precedido de una campaña de puesta en valor de la Labor de la Iglesia en torno a dos acciones la web iglesiasolidaria.com y la campaña #SomosIglesia24siete.

Esta campaña no tiene por objetivo nada más que continuar en la línea de transparencia y de rendición de cuentas, tan justa y necesaria en la actualidad. Es deber de la Iglesia comunicar lo que hace con los recursos que le ofrecen el pueblo de Dios y la sociedad en general.

Los resultados obtenidos en la campaña anterior, presentados la semana pasada, muestran el ascenso en la asignación a través de la X en favor de la Iglesia Católica. En nuestra diócesis, hemos pasado de 83.092 a 84.976 declarantes que realizaron este sencillo gesto y una recaudación de 1.869.171 euros frente al ejercio 2017 (IRPF de 2018) cuya recaudación ascendió a 1.732.171 euros.

Estos datos creo que son un voto de confianza a la labor que desarrolla la Iglesia, por lo que se trabaja para devolver multiplicada esa misma confianza. Vienen tiempos muy difíciles, ya los estamos notando, en los que la Iglesia ayudará con todos sus medios espirituales, humanos y sociales a salir adelante a millones de personas.

Datos nacionales clave

• Total de declaraciones que marcan la X a favor de la Iglesia Católica: 7.191.387 de declaraciones.
• Total de contribuyentes: 8,5 millones de personas.
• Variación con respecto al ejercicio pasado: +26.885.
• Total de asignación por parte de los contribuyentes: 284,4 millones de euros.
• Variación del importe total respecto al ejercicio pasado +6,19%
• Comparativa histórica: Es la cifra más alta desde el comienzo del actual sistema de asignación tributaria en 2007.
• Otros datos relevantes: Las regiones donde mayor porcentaje de personas decide colaborar con su IRPF al sostenimiento de la Iglesia son Castilla La Mancha (44%), Murcia (43,8%), La Rioja (44,9%), Extremadura (44%), Murcia (43,8%) y Castilla y León (42,2%). Casi la mitad de las declaraciones optan por sostener la labor de las entidades religiosas. En el otro extremo, Canarias (25,95%), Galicia (24.9%) y Cataluña (17,43%) marcan las tasas más bajas de asignación.
• Por edades, el tramo de edad que más marca la X en la Declaración de la Renta es el de los contribuyentes entre 40 y 60 años. Los jóvenes menores de 19 años también lo hacen por encima del 32,6% y entre los de 20 y 29 años se han incorporado 10.000 nuevas declaraciones, indicadores ambos de la implicación de las nuevas generaciones.
• Por sexo del declarante (o del primero en declaraciones conjuntas), las mujeres siguen siendo más proclives a poner la X. Lo hace un 34,90%, frente al 32,6% de los hombres.
• Por tipo de declaración, las liquidaciones individuales a favor de la Iglesia son mayores que las conjuntas: un 34,02% frente a un 26,46%.

Más datos

La Asignación Tributaria ayuda a las diócesis a desarrollar su labor centrada en una visión integral de la persona, su dignidad y sus necesidades espirituales y materiales. La Asignación Tributaria es una apuesta libre en la labor de sla Iglesia y un reconocimiento de su papel vertebrador de la sociedad. Esa labor se publica cada año en la Memoria de Actividades de la Iglesia Católica en España, es pública y de fácil acceso.

El sistema de Asignación Tributaria, que cumple 12 años, es un sistema tremendamente respetuoso con la libertad de las personas porque tenemos posibilidad de marcar la casilla de la Iglesia, la de Otros fines de interés social, las dos al mismo tiempo o ninguna de ellas, y destinar así, libremente, un porcentaje de nuestros impuestos a un fin concreto. La Iglesia anima a que se marquen las dos casillas «porque sumando X logramos un mundo mejor», a la vez que agradece profundamente que 32% de los contribuyentes hayan confiado en la Iglesia el 0,7% de sus impuestos para realizar su labor.

 

Memoria económica y transparencia

La Iglesia es pionera en transparencia. Ya desde el año 1996, las diócesis publican en torno al Día de la Iglesia Diocesana sus memorias económicas y de actividades. En la publicación Nuestra Iglesia, que se publica cada noviembre, se dan a conocer los datos económicos así como aquellos referidos a la labor pastoral, evangelizadora, litúrgica, cultural y social de la Iglesia de Huelva.

Entre estos datos, destacan las 41.104 personas atendidas por los 115 recursos sociales de la Iglesia en Huelva (sobre todo, en Cáritas, que registra, asimismo, 800 voluntarios). Junto a estas, las personas atendidas en centros para ancianos, enfermos crónicos y personas con discapacidad fueron 1.116. Además, la Iglesia de Huelva acompañó 7 proyectos de cooperación en el mundo mediante organizaciones como Manos Unidas.

En el terreno económico, la Diócesis de Huelva registró en 2018 unos ingresos de 5.704.104 euros, mientras que los gastos alcanzaron los 5.511.111 euros, siendo la aportación directa de los fieles (55,73%) la principal fuente de ingreso, seguida de la asignación tributaria (35%) y otros ingresos (9,27%). Por otro lado, la retribución del clero (32,54%), las acciones pastorales y asistenciales (23,86%), las obras y conservación de inmuebles (23,13%) y las actividades caritativas (13,02%) supusieron el grueso del gasto, además de suministros (5,63%) y el pago de préstamos (1,82%).

Para llevar a cabo su labor pastoral, la Iglesia en Huelva no solo se vale de recursos económicos. De la Memoria de Actividades de 2018 se desprende que la Diócesis de Huelva cuenta con 130 sacerdotes, 260 religiosos y religiosas, 49 misioneros y 9 familias en misión, 17 diáconos permanentes, 14 seminaristas, 1.570 catequistas y 3.459 voluntarios y agentes, que desarrollan su labor en 173 parroquias y otros 36 centros pastorales. Además, el pasado año se celebraron 3.528 bautizos, 4.539 comuniones, 4.359 confirmaciones y 823 matrimonios.

En cuanto a la labor educativa y cultural, la Iglesia en Huelva cuenta con 49 centros, que atienden a 8.455 alumnos; 42 bienes inmuebles de interés cultural y ha desarrollado 22 proyectos de construcción, conservación y rehabilitación.

¿Por qué marcar la casilla de la Iglesia en la Declaración de la Renta?

Cada uno, en conciencia, y pensando en los demás, somos responsables de que un porcentaje pequeño de nuestros impuestos pueda ser destinado, libremente, a la labor de la Iglesia: los que no creen en Dios o están alejados de la Iglesia, porque con su dinero se realiza una muy buena labor de humanización, de esperanza, de solidaridad, de integración, de ayuda, de consuelo, etc.; los que, desde su fe, participan activamente en la Iglesia, porque toda la labor caritativa y social está sostenida en el mensaje del Evangelio. En ambos casos, este gesto signidica contribuir, concientemente, en la labor de la Iglesia en la construcción de un mundo mejor.

La Iglesia Católica directamente no recibe aportación a través de la casilla de Fines Socialesno, pero sí las ONG de la Iglesia como Cáritas, que concurren en igualdad de condiciones que el resto de organizaciones similares para el desarrollo de sus proyectos solidarios. Por esto, insiste en que los contribuyentes marquen las dos casillas, lo que no repercute en sus bolsillos en ningún modo. Tal sólo manifiesta que un 1,4% de su aportación fiscal repertuca en estas dos direcciones.

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Comments are closed.