Mucho ánimo y aprendizaje a través de las redes sociales del Colegio Diocesano

El Colegio Diocesano está reinventando la manera de mantener el contacto con el alumnado y sus familias durante estos días de confinamiento por el COVID-19. Para ello, como están haciendo otros centros y se está desarrollando en otros ámbitos, las redes sociales son unas buenas aliadas ya que unos y otros pueden intercambiar mensajes positivos y de esperanza. Aunque la situación que estamos viviendo es difícil, lo cierto es que son los niños y niñas los que siempre llenan de luz y de esperanza la casa, por eso es importante dejar volar la creatividad y, para que así, desde nuestro hogar, todos sigamos creciendo en valores.

Por ejemplo, que el alumnado aprenda o repase la tabla del cinco a través de la música o llevar a cabo algún reto y mostrarlo en diversas fotografías es una de las acciones. Tal y como apareció hace unos días en la cuenta oficial de Facebook del centro: “Ya llevamos más de una semana en casa y seguimos con mucha energía. Nuestro alumnado continúa con sus actividades y no solo las que ponen sus maestros, os hemos visto haciendo manualidades, teatro, cantando, jugando, cocinando… Así se puede aprovechar para aprender muchas cosas. Desde aquí os mandamos mucha fuerza y ánimos, esto pasará pronto”.

También hay palabras de aliento y gratitud para padres y madres, por el apoyo docente que están realizando desde sus casas estos días. “Sabemos que es una labor complicada y dura a veces pero entre todos lo conseguiremos. ¡Mucho ánimo y muchas gracias! Estamos deseando volver a las aulas y oír las risas de nuestro alumnado. #YoMeQuedoEnCasa”, se puede leer.

Y si estas iniciativas son realizadas, sobre todo, en las etapas de Infantil y Primaria, cierto es que algunos de los profesores mantienen sus clases a través de las nuevas tecnologías y redes, como Instagram, en etapas más avanzadas.

Una iniciativa original que han compartido hace unos días es la lanzada por el Foro de la Infancia y Adolescencia de Distrito V, al que pertenece el Centro, que ha consistido en decorar los balcones con corazones azules para agradecer a los distintos colectivos la labor que están realizando. Con los hashtags #Graciasporcuidarme #Graciasconarte trató de inundar el pasado 1 de abril los balcones y ventanas de la ciudad con dibujos en sábanas, cartulinas, etc., en los que se incluyeran los coloridos y alegres dibujos realizados por los pequeños de todas las edades con el corazón azul.

Así, con estos significativos gestos, aunque se deseando que todo vuelva a la normalidad, este periodo confinados en casa se puede hacer más aprovechable y llevadero.

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Comments are closed.