Fe en que la fragilidad puede ser convertida en fortaleza

«Con F de Frágil. Con F de Fuerte”, así se llama el proyecto de sensibilización ideado por la Capellanía del Hospital Vázquez Díaz de la capital, dentro del trabajo que realiza la Pastoral de la Salud por el acompañamiento a personas que se enfrentan a situaciones tan vitales como la debilidad, la fragilidad, el dolor, el duelo, la muerte o el fracaso.

En esta ocasión, son los alumnos de bachillerato quienes, acompañados por un profesor, el capellán del hospital y personal sanitario, pueden tomar conciencia de cómo la fragilidad y la debilidad son elementos esenciales de la vida y afrontarlos como ocasión de superación y de fortaleza, en contacto con personas que comparten con ellos su experiencia. De igual manera, en un segundo momento, trabajan en clase la experiencia y elaboran una campaña de concienciación para el resto del alumnado del centro.

Se trata de un trabajo muy importante para la educación de estos jóvenes, ya que limitar o esconder estas situaciones vitales desde la infancia también limita en las personas la posibilidad de afrontar cada etapa de la vida en su globalidad, donde inexorablemente también están presentes el dolor, la enfermedad, la muerte y el duelo. Así, se ofrece la alternativa de desarrollar habilidades para buscar soluciones y nuevas rutas para seguir el camino siendo más fuertes desde la experiencia. De esta manera, los objetivos son tomar conciencia de que la fragilidad y la debilidad son elementos esenciales de la vida y afrontarlas como ocasión de superación y de fortaleza.

Hasta el momento, los centros que van a participar de esta iniciativa son IES Juan Ramón Jiménez (Moguer), IES Pulido Rubio (Bonares), IES Saltés (Punta Umbría), Colegio Colón Maristas (Huelva), Módulo de Enfermería del Colegio Diocesano (Huelva), IES San Sebastián (Huelva), IES Juan Antonio Pérez Mercader (Corrales), IES Sur (Lepe), IES Doñana (Almonte).

Ya el Papa Francisco escribía el pasado 13 de abril en su cuenta de Twitter algo que conecta estrechamente con la filosofía de este proyecto de sensibilización, porque hace referencia a que “si regresamos al Señor con nuestra fragilidad, si tomamos el camino del amor, abrazaremos la vida que no conoce ocaso. Y viviremos en la alegría”. Es, sin duda, una manera educativa e integral de favorecer el desarrollo en la maduración de unos jóvenes expuestos permanentemente a lo efímero y en una cultura en la que la muerte y sus diferentes realidades quedan fuera de juego.

Fotos: IES Doñana (Almonte) poniendo en práctica el proyecto en las aulas.

 

 

Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Comments are closed.