“Lo que nos hace grandes”

Bajo este lema los Scouts de Huelva participaron en el I Campamento Nacional del Movimiento celebrado en Covaleda- Soria del 22 al 30 de Julio.

En dicho campamento se congregaron casi 5000 jóvenes y responsables. Desde Huelva, se reunieron para participar en esta gran aventura, 270 Scouts, aproximadamente, pertenecientes a los grupos Saltés,  Eneas, Padua, Orión, Rodhes, Ain Karem, Tamar y San Jorge.

Es el I Campamento Nacional del Movimiento Scout Católico donde encontramos a niños desde los 6 años, hasta jóvenes de 23,  junto a sus responsables. Provenían de muy diversos puntos de España y del extranjero, para convivir durante 10 días participando en juegos, actividades de servicio y voluntariado trabajando en equipo, dinámicas o danzas. En la inauguración de este Encuentro, el sábado 23 de Julio, participó el Cardenal Arzobispo de Madrid, Mons. Carlos Osoro, que presidió la eucaristía inaugural.

La participación de grupos Scouts de Holanda, Francia, Portugal, Italia y Egipto, ha sido una gran experiencia para los niños y jóvenes que vieron en principio una barrera lingüística, que disiparon rápidamente unidos por el mismo espíritu scout.

Durante estos 10 días en directo contacto con la naturaleza, se han realizaron rutas por la cercanía, demostrando la superación y el compañerismo, trabajando siempre en equipo. Los paisajes contemplados hacían ver la grandiosa obra de nuestro Padre.

Nuestros jóvenes han valorado muy positivamente los servicios propuestos de labores de mejora y restauración en el campamento y los colindantes pueblos de Covaleda y Duruelo. Otras de las actividades como la recuperación de senderos rurales y la limpieza de los cauces del río, han sido de las más significativas e interesantes para nuestros jóvenes.

Esta gran “locura” de convivir con casi 5000 Scouts, se ha convertido en una experiencia inolvidable. Jóvenes y responsables volvieron con las mochilas repletas de amistades de los más diversos puntos de España, de sentimientos compartidos con un mismo  espíritu sin importar los colores de esa pañoleta que les identifica.

Se ha trabajado en todos ámbitos que conforman su metodología, pero es cierto que todos los días encontraban ese momento especial de encuentro con el Señor mediante una reflexión, una actividad, una Eucaristía, en la que los jóvenes escarbaban en su corazón y afloraban sentimientos y vivencias muy especiales que compartían en ese ambiente de verdadera Hermandad y que engrandecían el apellido de “Católicos”, proclamándolo sin temor. La continua presencia de sacerdotes facilitaba el acercamiento al sacramento de Reconciliación  y la Eucaristía diaria. Pero la Eucaristía que se celebró por ramas fue muy impactante para ellos. Por ejemplo, en la de rangers se contabilizaron 1300 jóvenes que participaron y disfrutaron de ese encuentro tan directo con este sacramento.

Cuando los responsables se reunieron para evaluar este Encuentro, fue unánime el reconocimiento a la Organización que apostó hace 2 años por este proyecto. Otro agradecimiento muy especial tuvieron para el voluntariado, que facilitó en todo momento el buen desarrollo de las actividades, así como para el  gran equipo médico, igualmente de voluntarios, que los atendió.

Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Comments are closed.