El Seminario acoge este sábado una jornada de formación de agentes de Pastoral Familiar

El Seminario diocesano acoge hoy sábado, día 27 de mayo, una jornada de formación de agentes de Pastoral Familiar, centrada principalmente en preparar a los ponentes de los cursillos de preparación al matrimonio. Todo un reto, dada la diversidad de los asistentes y el contexto social en el que nos hallamos inmersos. La jornada comienza a las 10,00 horas con unas palabras de bienvenida y explicación de su finalidad por José Antonio García Morales, delegado diocesano para la Familia. A continuación, el psicólogo del Equipo de Orientación Familiar ofrecerá una conferencia titulada “Orientaciones para mejorar la comunicación”. Después se hará una exposición sobre los “Procesos canónicos de nulidad matrimonial” por Wieslaw-Marek Susz, juez del Tribunal Diocesano, y por último, se presentará el temario para los “Itinerarios de larga duración para novios” por Margarita Gutiérrez, Francisco Barragán, Ascensión Alcántara y Vicente Serván, formadores del Aula de Familia de la Delegación.

La predisposición con la que las parejas acuden a estos cursillos, que nuestra diócesis oferta a través de las parroquias y con carácter intensivo para aquellas personas que por razón de fecha u horario tienen dificultad para realizarlos en su parroquia, es algo a tener muy en cuenta. Se trata de presentar el modelo de familia cristiana de manera atractiva, sin descuidar el contenido, pero con una gran carga de actualidad. Con este motivo se ha organizado esta jornada, que se enmarca en las acciones que la Delegación Diocesana para la Familia lleva a cabo. En este sentido, cabe destacar la actividad del Servicio de Orientación Familiar, que atiende a las familias en todas las aristas de su problemática actual, a través de un equipo cualificado de profesionales pertenecientes a diferentes ámbitos.

La Delegación Diocesana para la Familia, presidida por el matrimonio formado por el diácono permanente José Antonio García y Pepa González, hizo pública su Memoria y Programación 2016-2017 a principios del presente año. El documento arranca con las palabras que nuestro Obispo, José Vilaplana Blasco, dirigió a los fieles en su homilía durante la Misa de Envío y Apertura de Curso, especialmente centrada en la familia: “ayudemos a crecer a la familia. La Iglesia ha celebrado dos sínodos y el Papa Francisco nos ha dejado una exhortación (Amoris Laetitia, la Alegría del Amor), que dice que los pastores debemos alentar a las familias a crecer en la fe e invita a las parroquias, los movimientos, las escuelas y otras instituciones de la Iglesia para que puedan desplegar diversas mediaciones para cuidar y reavivar a las familias”. A todos, pero de alguna manera muy especialmente a quienes trabajan en la Pastoral Familiar, el Obispo mostró el camino y señaló las pautas a seguir en este segundo año del Plan Diocesano de Evangelización.

De este modo, esta Memoria/Programación dio a conocer la importante labor que está desempeñando la delegación, especialmente desde el Servicio de Orientación Familiar, los Cursos de Preparación al Matrimonio o la Casa Familia Oasis de atención a madres jóvenes con hijos de 0 a 4 años y en situación de desamparo o exclusión.

Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Comments are closed.