El legado pastoral de 
un santo en nuestra tierra

El pasado viernes, 4 de marzo, se hizo pública la noticia del decreto de aprobación del milagro que anuncia la inminente canonización del obispo de los “sagrarios abandonados”, Don Manuel González.

Se ha cumplido recientemente un siglo, el 15 de enero de 1916, de la despedida de D. Manuel González como párroco de la Mayor de San Pedro y Arcipreste de Huelva, para ser preconizado Obispo titular de Olimpo y Auxiliar de Málaga, por el Papa   Benedicto XV. Con la ocasión de esta efemérides, el sacerdote Ildefonso Fernández Caballero publicó un interesante trabajo titulado El legado pastoral del Beato Manuel González.

En dicho trabajo, el autor se pregunta si “después de todos los cambios, tan rápidos y profundos, ocurridos durante este tiempo en la historia de España y de la Iglesia española ¿tiene todavía algo que decirnos el pensamiento y la actividad pastoral del Beato don Manuel González durante su estancia en Huelva, que pertenece a una situación tan distinta, y ya tan distante, de la nuestra?”

Como el mismo autor explica “Los tiempos de don Manuel no son los nuestros, ciertamente. El estilo de sus escritos y determinados elementos propios de su acción pastoral responden a las necesidades y espíritu de su época. […] Pero, a poco que se persevere y profundice en su obra, se descubrirán intuiciones de permanente actualidad e incluso de progreso.”

Para ello, Ildefonso Fernández pone en diálogo la labor pastoral y los escritos de este insigne sacerdote con el magisterio del Papa Francisco, iluminándolos mutuamente. Así, recorre el “Espíritu Evangelizador de Don Manuel”, que antepone a Dios huyendo del peligro de un espiritualismo desencarnado y muestra el rostro de la Misericordia del Padre, un cura con “olor a oveja” que invita a todos los miembros de la Iglesia a asumir como propia la tarea de la Evangelización, como Iglesia “en salida” que promueve la justicia e inclusión de los pobres sembrando la alegría del Evangelio.

Se trata, por tanto, de una nueva manera de acercarnos a la tarea que el Plan Diocesano pone en nuestras manos a los cristianos de hoy en Huelva, enraizando con la tarea de la evangelización heredada y siempre actual.

El legado pastoral del Beato Manuel González (artículo completo)

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Comments are closed.