“La solitud de la Iglesia por la gente del mar ha existido siempre”

Son palabras del cardenal Antonio María Veglió, presidente del Pontificio Consejo para la pastoral de los Emigrantes e Itinerantes, que se hizo presente a través de una carta leída por el jesuita P. José Luis Pinilla Martín, director del Secretariado de Migraciones de la Conferencia Episcopal Española en la apertura de la XXV Asamblea Nacional del Apostolado del Mar que se celebra estos días en Islantilla

 Con el lema “Ser portadores de tu palabra de vida y amor a las gentes del mar y revitalizar su fe”, nuestra diócesis tiene el honor de acoger la vigésimo quinta Asamblea Nacional del Apostolado del Mar, un servicio pastoral de la Comisión Episcopal para Migraciones que se ocupa del estudio y de la aplicación de la pastoral para “la gente en movimiento”, población que carece de domicilio fijo permanente y también a las personas que viven en condiciones análogas, como es el caso de la gente de la mar. De este modo, El Palacio de Ferias y Congresos ASUR de Islantilla está siendo la sede de este encuentro nacional entre los días 23 y 27 de octubre.

La inspiración que recoge el lema que centra estas jornadas está tomado de la carta apostólica de Benedicto XVI “Porta Fidei”, con motivo del Año de la Fe que estamos celebrando: “lo que el mundo necesita hoy de manera especial es el testimonio creíble de los que, iluminados en la mente y el corazón por la Palabra del Señor, son capaces de abrir el corazón y la mente de muchos al deseo de Dios y de la vida verdadera, esa que no tiene fin” (PF, 15).

La Asamblea Nacional del Apostolado del Mar congrega a las distintas delegaciones y servicios diocesanos de toda España entorno al mundo de la marina pesquera, mercante o turística, para analizar la realidad marítima global y las necesidades particulares de los hombres y mujeres de nuestros puertos de mar.

 

 

 

 

 

 

Una amplia y notable participación recorre el programa de estos días, comenzando por el Obispo de Tui-Vigo, Luis Quinteiro Fiuza, promotor español del Apostolado del Mar, que presidió la Eucaristía de apertura, junto a nuestro Obispo, sacerdotes y laicos vinculados a esta labor pastoral, en la iglesia de Nuestra Señora del Mar de Isla Cristina. En sus palabras, Mons. Quinteriro invitó a buscar en la gente del mar una fuente de espiritualidad evangélica para la vida de la Iglesia, pues estas personas, a menudo y a causa de la dureza de su trabajo, viven una profunda experiencia de fe; y exhortó a seguir acercándose a su realidad para servirles mejor y anunciarles la buena nueva de Jesús, como la Iglesia viene haciendo desde hace muchos años, pero con un renovado empeño que se ajuste a los nuevos retos de este mundo.

En este mismo sentido, haciendo un pormenorizado análisis de la realidad actual entorno al mundo del tráfico marítimo en la configuración de un mundo cada vez más globalizado, el cardenal Antonio María Veglió, presidente del Pontificio Consejo para la pastoral de los Emigrantes e Itinerantes, que se hizo presente a través de una carta leída por el jesuita P. José Luis Pinilla Martín, director del Secretariado de Migraciones de la Conferencia Episcopal Española. El cardenal Veglió, que excusó su presencia a causa de otros compromisos, está siendo representado por el misionero escalabriniano Padre Bruno Ciceri y Antonella Farina Scianca, miembros de este consejo pontificio.

En la mañana de ayer, nuestro obispo, José Vilaplana Blasco, tomando la reciente llamada del papa Francisco a que “la Iglesia salga al encuentro de los otros para dialogar, especialmente con los que no piensan como nosotros, con quienes tienen otra fe o dicen no tenerla” (14 de octubre, audiencia a los participantes de la plenaria del Pontificio Consejo para la Promoción para la Nueva Evangelización), quiso presentar la nueva evangelización como un dinamismo de encuentro “tú a tú”, para lo cual tomó el ejemplo de su antecesor, el venerable José María García Lahiguera, pastor que se preocupó con una especial cercanía por las personas y las familias de quienes realizaban trabajos extremos, como los mineros o los hombres del mar.

Además, en estas jornadas se incluyen espacios para el diálogo e interesantes conferencias, como las que ofrecerán el diácono permanente Ricardo Rodríguez, delegado de apostolado del mar y marina mercante de la Archidiócesis de Barcelona; el conservero onubense Juan Vázquez, presidente de USISA; o la del presidente de la Cofradía de Pescadores de Isla Cristina, Mariano García, que aproximarán a los asistentes a la problemática actual de la pesca a nivel local y nacional. Otras actividades culturales y de expansión, como la visita al Muelle de las Carabelas, un paseo en barco por la barra de Isla Cristina o una visita a la Lonja, completan el programa previsto.

La Eucaristía de clausura será el próximo sábado, a partir de las 19.00 h. en la Parroquia de Nuestra Señora de los Dolores de Isla Cristina, presidida por nuestro obispo, José Vilaplana Blasco, que será acompañada musicalmente por la Coral Guadalupana del secretariado diocesano de migraciones, en la que participan emigrantes venidos a nuestra tierra, muchos de ellos atravesando el mar en dramáticas condiciones.

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Comments are closed.