La diócesis peregrinó a Polonia, tras las huellas de Juan Pablo II

De nuevo la Diócesis de Huelva ha peregrinado en el mes de agosto. En esta ocasión el escenario ha sido la tierra polaca que vio nacer al Beato Juan Pablo II, cuya fecha de canonización estamos próximos a conocer.

Cerca de sesenta peregrinos  que, entre los días del 5 al 12 de agosto, han vivido una experiencia de fe extraordinaria haciendo un recorrido interesantísimo tras las huellas del recordado y venerado papa. Han podido maravillarse con ciudades como Varsovia totalmente destruida  durante la segunda mundial y reconstruida con el esfuerzo impresionante del pueblo polaco, inscrita ya  en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Pero lo que verdaderamente ha satisfecho a todos los peregrinos es vivir en estos pocos días es asomarse a un pueblo cuya fe inquebrantable ha sido curtida y acrisolada por el sufrimiento, tras el drama de la II Guerra Mundial y la presencia bolchevique de las años siguientes. Un gran ejemplo y testimonio en el mundo de fe y de superación.

Entre los lugares santos visitados destacan el monasterio de los Padres Paulinos  donde se encuentra la  milagrosa imagen de la Virgen María de Czestchowa, llamada también” la Madonna Negra”, patrona de Polonia y el lugar de peregrinación más importante de Polonia. El santuario de Kalwaria Zebrzydowska, en la ciudad de Wadowice- ciudad natal del Papa Juan Pablo II-  que después de Jasna Gora en Czestochowa y Lagiewniki en Cracovia, es el santuario más visitado en Polonia. El santuario de la Divina Misericordia  en Lagiewniki en Cracovia.

Bien merece mencionar la ciudad de Wroclaw gran ciudad universitaria y el complejo de la catedral de Ostrow Tumski capital de Silesia, atravesada por el río Oder, llamada “la Venecia Polaca” por sus numerosas islas. O la mina de sal en Wielizka, visitada por Karol  Wojtyla y que forma parte de la lista de la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad, con la capilla subterránea más grande del mundo, dedicada a Santa Kinga, con sus lagos y túneles.

Esta peregrinación  ha estado asistida por los Vicarios  para la Celebración de la Fe, Diego Capado Quintana, y para el Testimonio de la Fe, Pedro Carrasco Chacón, por el diácono permanente Isabelo Larios Eugenio, director del Secretariado Diocesano de Peregrinaciones de la diócesis.

Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Comments are closed.