El Obispo invita a los jóvenes a que pidan a la Virgen que les enseñe a creer

Nuestro obispo, José Vilaplana Blasco, ha compartido esta mañana un momento de oración a los pies de la Blanca Paloma, en la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de Almonte, junto a una amplia representación de alumnos y alumnas de Educación Religiosa de centros de la provincia onubense.

En este encuentro, que se realiza todos los años y que, en esta ocasión, ha encontrado su mejor escenario en Almonte, nuestro Pastor ha pedido a los jóvenes que oren en silencio ante la Virgen para pedirles que “os enseñe a creer, porque si creéis de verdad, estaréis en camino e iréis conociendo mejor a Dios”.

La oración ha contado también con breves testimonios de jóvenes, que han dado a conocer sus experiencias como creyentes en medio de la sociedad, una expresión que ha continuado con una profesión de fe basada en el Credo.

Además, los centros educativos han realizado sus ofrendas, entre las que han destacado las de alimentos, un gesto que ha sido reconocido por nuestro Obispo, ya que “la fe cristiana siempre tiene que desembocar en el amor al prójimo”.

 La fe se materializa en obras, por lo que ha exhortado a los jóvenes allí reunidos a que no esperen a mañana. “La fe se tiene que manifestar día a día en pequeños gestos, que se concretizan en compartir unos apuntes, en escuchar un rato a una persona que está agobiada o en ponerse al lado de una persona enferma. Así es como vuestra fe irá madurando, será testimoniada en medio del mundo y creceréis en el amor, porque la fe se fortalece dándola, compartiéndola y traduciéndola en gestos de amor”, ha añadido.

Tras el canto de la Salve, todos los que así han querido, empezando por D. José Vilaplana, han firmado en un libro que recoge el testimonio de los asistentes.

 

 

 

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Comments are closed.