Aula Juan Pablo II: la empresa social, al servicio de los más desfavorecidos

Con el título “Empresa social, alternativa en un contexto de crisis económica”, quedó ayer abierto un nuevo ciclo de conferencias enmarcadas en el Aula Juan Pablo II, un espacio de nuestra diócesis para la difusión de la doctrina social de la Iglesia.

La conferencia corrió a cargo del profesor del departamento de Dirección de Empresas y Marketing de la Universidad de Huelva, Juan Diego Borrero Sánchez, quien habló de la empresa social desde la experiencia de haber proyectado ya dos, Colaboracción y Consumogusto. Ambas han unido su pasión por el mundo empresarial y su inquietud por ayudar a las personas más desfavorecidas. De hecho, tal y como el mismo profesor destacó, parafraseando al Papa Benedicto XVI, se trata de “hacer lo que esté en nuestras manos, con las capacidades que tenemos. Esta es la tarea que nos debe mantener en activo”.

Borrero destacó dos tipos de empresas sociales:

  1. Propiedad de inversores con objetivos sociales.
  2. Empresas que maximizan beneficios, pero son propiedad de personas pobres o desfavorecidas.

“Considero que ambos tipos son instrumentos para servir a las personas de la mejor manera posible, especialmente, a las que más lo necesitan”, adujo.

Y en el afán de “aplicar soluciones de mercado a problemas sociales” juega un papel fundamental el emprendedor social, quien “combina principios empresariales con la pasión por el impacto social”, a través de la innovación social, la responsabilidad y la sostenibilidad.

Con una reflexión sobre estas cuestiones concluyó la primera sesión del Aula Juan Pablo II para este curso, emplazando a los asistentes a la segunda charla, que versará sobre la industria y está programada para el próximo mes de noviembre.

Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Comments are closed.