La diócesis volvió a la tierra del Señor

Un año más, entre el 4 y el 11 de agosto, un grupo de 81 peregrinos de nuestra diócesis, con la especial compañía de nuestro obispo, José Vilaplana Blasco, ha visitado Tierra Santa en un itinerario que recorre los principales escenarios de la vida de Jesús, el Señor.

Como siempre, una experiencia que combina el ocio y el turismo con una rica experiencia espiritual que suele dejar en el conjunto de los peregrinos una importante huella y un grato recuerdo.

En esta ocasión, según cuentan los mismos peregrinos, con la novedad del vía crucis recorriendo la travesía hacia el Gólgota a las 5’30 h. de la mañana, para poder vivirlo con una mayor intimidad, o la posibilidad de visitar el llamado Pozo de la Samaritana (Jn 4), después de 30 años cerrado al turismo y en el que se encontraron con el valioso testimonio del sacerdote guardián de aquel pequeño templo, único cristiano en medio de una población de 60.000 habitantes y 19 veces al borde de la muerte.

Vivencias como ésta que nos ayudan a resituarnos en nuestro propio concepto con un nuevo ardor y celo por ser testigos del Cristo Viviente, una buena antesala para el Año de la Fe que estrenaremos al comienzo del nuevo curso pastoral.

Los peregrinos en la escalinata de la Iglesia del Santo Sepulcro, en Jerusalén

 

Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Comments are closed.