Año Jubilar en El Rocío

La Penitenciaría Apostólica, por mandato del Sumo Pontífice, ha concedido un Año Jubilar, con Indulgencia Plenaria, a los fieles cristianos verdaderamente arrepentidos que, bajo las condiciones acostumbradas (confesión sacramental, comunión eucarística y oración por las intenciones del Papa), acudan en peregrinación ante la venerada imagen de Nuestra Señora del Rocío, y participen en algún acto sagrado, procesión o ejercicio de piedad mariana, y oren y mediten por un tiempo ante dicha imagen, concluyendo con la oración Dominical, el Símbolo de la Fe e invocaciones a la Santísima Virgen María. Así fue anunciado por nuestro obispo, José Vilaplana Blasco, en la Misa Pontifical de Pentecostés celebrada en El Rocío este pasado domingo, 27 de mayo. El Año Jubilar dará comienzo el 15 de agosto de 2012, solemnidad de la Asunción de la Virgen, y terminará el 7 de septiembre de 2013.

Los fieles que, por razón de la avanzada edad, enfermedad o por otra grave causa no pudieran salir de casa, podrán lucrar la Indulgencia plenaria, detestando sinceramente cualquier pecado y con la intención de cumplir cuanto antes las tres condiciones referidas, si se unen de corazón a las celebraciones jubilares, al tiempo que ofrecen a Dios, por la intercesión de María, sus dolores y las incomodidades de la propia vida.

La concesión del Año Jubilar responde a una petición realizada con motivo de los doscientos años, el próximo 19 de agosto de 2013, de la proclamación del voto perpetuo a la Santísima Virgen, hecho que dio origen a la celebración del Rocío Chico. Así, Almonte quiso agradecer a su Patrona su protección de las manos del ejército francés en la Guerra de la Independencia.

Asimismo, el Santuario de Ntra. Sra. del Rocío, ha sido adscrito a la Basílica Papal de Santa María la Mayor, primer templo dedicado a la Santísima Madre de Dios, con lo que establece especial vínculo espiritual, al concederle la Peninteciaría Apostólica las mismas indulgencias plenarias de las que goza esta Basílica Romana, que se conceden los siguientes días.

          5 de agosto: fiesta titular de la Basílica Liberiana.
          El día de la fiesta titular de la propia Iglesia (Fiesta de Pentecostés, en este caso).
          En todas las solemnidades de la Virgen María, madre de Dios.
          Una vez al año, en el día que libremente elija cada fiel.
          Cuantas veces acudan en devota peregrinación colectiva.

El Santuario de Ntra. Sra. del Rocío queda inscrito, de esta forma, en el tabulario de la Basílica de Santa María la Mayor.  

Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Comments are closed.