CONVIVENCIA ANUAL DE SACERDOTES Y DIÁCONOS

Los días 19 al 21 de septiembre, se van a reunir en Aracena con el Obispo de la Diócesis, los sacerdotes y diáconos para hacer balance de la tarea pastoral, cuya responsabilidad comparten, y para determinar las acciones concretas a realizar en el curso que comienza. La noticia se repite cada año, pero tiene en esta ocasión una especial importancia porque van a analizar el desarrollo práctico del Plan Diocesano de Evangelización, elaborado con el trabajo conjunto de sacerdotes, religiosos y seglares.

Este proyecto pastoral va a iniciar un segundo momento. Se ha planteado en reuniones diocesanas, arciprestales y parroquiales, la incidencia de este Plan Pastoral en la vida pastoral de las parroquias, movimientos apostólicos, hermandades, asociaciones y grupos cristianos; esta revisión, hecha a distintos niveles, aporta respuestas muy diversas, pero constata que no ha sido tenido suficientemente en cuenta este Plan Diocesano de Evangelización para los años 2010 al 2014. Este resultado, en cierto modo lógico, pues se trata de un primer año dentro de un Plan cuatrienal, obliga a retomarlo con interés y entusiasmo y justifica la importancia del tema y de la misma Convivencia Sacerdotal de este año. Un programa para cuatro años prevé, necesariamente, un proyecto amplio y variado, quedó plasmado en seis objetivos y se señalaron muy variadas actividades para llevar a la práctica cada uno de ellos. El Plan Diocesano de Evangelización señala a la Parroquia como lugar privilegiado donde confluyen y se realizan las actividades fundamentales de la vida cristiana y marca como principal objetivo la renovación de la Parroquia. “La Parroquia es mi familia”, dice el Cartel que anuncia el Plan Pastoral.

La Convivencia de Sacerdotes y Diáconos pretende marcar actividades concretas para este segundo año del Plan Pastoral en cada uno de los objetivos señalados: 1) El sacerdote, pastor y servidor del Pueblo de Dios. 2) Los laicos. Su pertenencia a la Iglesia y compromiso en el mundo. 3) Los jóvenes, esperanza del mundo y de la Iglesia. 4) La celebración de los Sacramentos como vivencia y expresión de la fe y 5) La Cardad, la más grande y eficaz forma de evangelizar y 6) Atención Pastoral a la piedad popular. Esta concreción de actividades para este curso cuanta con un trabajo previo de seglares y sacerdotes. Un nuevo cartel hará presente el mensaje concreto para este segundo año de vigencia del Plan Pastoral y un nuevo material explicará los objetivos y la importancia de este trabajo conjunto.

Antonio Salas Delgado, sacerdote

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Comments are closed.