DÍA DE LA IGLESIA DIOCESANA



Queridos hermanos:

Una vez más, me dirijo a vosotros con motivo del Día de la “Iglesia diocesana”.  La Diócesis, como bien sabéis, con el fin de hacerse presente en los barrios, en las calles, en la casas, en definitiva, entre la gente, se estructura en parroquias, que son comunidades más pequeñas presididas por sacerdotes, colaboradores del Obispo. Muchas de estas parroquias necesitan apoyo en recursos materiales para su mantenimiento.

Al celebrar el Día de la Iglesia Diocesana, pretendemos que todos los fieles, por una parte, toméis conciencia de vuestra pertenencia a la familia diocesana; y, por otra,  colaboréis al sostenimiento de los servicios y actividades sociales, caritativas y pastorales  que realiza a favor del Pueblo de Dios. Muchas son las necesidades, sobre todo en este tiempo de crisis, a las que la Diócesis está atendiendo con vuestra ayuda. Tenemos, además, en proyecto dos grandes obras cuyos destinos son el servicio pastoral de la Diócesis y la mejora de un centro para la “acogida”, atención a los “sin techo” y atención a emigrantes en fase post‑hospitalaria.

Ha llegado, pues, el momento en que la Iglesia diocesana se autofinancie, es decir, realice sus proyectos pastorales con las aportaciones de los fieles.

Hemos de ser conscientes que las fuentes de ingresos para la autofinanciación de la Iglesia son ordinariamente dos: Una, los donativos directos de cada persona (limosna, servicio religioso, cuota  periódica); y la otra,  colocando la X en la casilla de la Iglesia católica, cuando se realice la Declaración de la renta.

Vuestra colaboración es imprescindible para que la Iglesia siga evangelizando, cumpliendo la misión que Cristo le encomendó. Por eso, os agradezco la colaboración prestada hasta ahora y  os pido que la sigáis prestando en esta nueva ocasión.

A todos os bendigo fraternalmente,

α José Vilaplana Blasco
Obispo de Huelva

Huelva, Noviembre de 2010.

Esta entrada fue publicada en Escritos Pastorales. Guarda el enlace permanente.

Comments are closed.